Fúmate al mundo, olvídate de los problemas y por cada lágrima pon una sonrisa.Piensa que la vida está para vivirla, no la malgastes preocupándote por absurdos problemas que nada tienen que ver contigo, disfruta con cada persona que conozcas, con cada locura.Tú estás por delante, lo demás no importa. Y a los que quieran joderte ¡QUE LES DEN!

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Madrid, Spain
Madrileña de 20 años de vida. Imperfecta por naturaleza. Tan sólo soy una escritora en un mundo de 'stulti', sin embargo mi mundo es algo diferente, es mágico. Así que ya sabes, ~Disfruta de la magia que recorre mi mundo. Soy una pequeña soñadora, una incomprendida de la vida, un alma libre que ama la lluvia, soy yo, única y quizás diferente, pero un alma dispuesta a disfrutar de cada instante de este trance llamado vida. 'Fúmate al mundo' es mi pequeño rinconcito donde intento que los lectores sientan en lo más profundo alguna que otra sensación indescriptible al leer estas palabras escritas de mi puño y letra con tan sólo papel y tinta. Disfrútalo. ~Ms.

TUS COMENTARIOS Y CRÍTICAS ME AYUDAN A MEJORAR, ADELANTE♥

TUS COMENTARIOS Y CRÍTICAS ME AYUDAN A MEJORAR, ADELANTE :) ¡Muchísimas gracias! Muak ♥

Fúmate al mundo y disfruta con cada locura.

Mi teoría es que esos momentos impactantes, esos destellos que ponen patas
arriba nuestras vidas, son los que acaban definiendo quienes somos.
La cuestión es que cada uno de nosotros es la suma de todos los momentos que
hemos experimentado con todas las personas que hemos conocido.

Un momento de amor total, físico, mental y de cualquier otro tipo de amor.
Pues esa es mi teoría, que esos momentos impactantes definen quienes somos.
Lo que nunca me había planteado es si algun día no recuerdas ninguno de ellos.

~ Todos los días de mi vida.

lunes, 19 de marzo de 2012

Justo ahora, era libre.

La misma hora de todos los días, el mismo lugar, nuestro lugar. Era una bella tarde de verano. Te observo venir a lo lejos. Estabas triste y eso no me gusta. Fijé mi mirada en tus ojos, me regalaste una pequeña sonrisa porque sabes que eso me hará feliz y aliviará un poco el dolor. Cada vez estabas más cerca, traías una pequeña libreta y un bolígrafo en la mano. Veo que comienzan a caer lágrimas de tus ojos. En ese momento mi cuerpo se congeló, aunque supiera el porque estaba así, verle llorar me mataba. Se sentó delante de mi y me miró intentando contener las lágrimas.
+ Mi pequeño, no llores por favor. Verte así me pone peor.
- ¿Cómo quieres que no llore si tu maldita enfermedad te va a quitar de mi lado?
+ Pero debes aceptarlo ... Sí, tengo cáncer. Posiblemente me quede poco tiempo, pero no podemos lamentarnos. Ahora debemos aprovechar el momento, aprovechar cada uno de los momentos que vivamos juntos.
- No me pidas que lo acepte por favor ...
+ Pero debes hacerlo, y cuanto antes. Debes saber que aunque me vaya, nunca me iré del todo. Siempre estaré en tu corazón y donde quiera que esté, te estaré mimando.
- Eso es lo que se suele decir ... Enserio pequeña, te quiero muchísimo, no te imaginas cuanto.
+ Yo también bebé, y eso no cambiará jamás.
- He traido esta pequeña libreta para ...
+ ¿Para qué?
- Para que me digas todas las cosas que te gustaría hacer antes de ... Ya sabes.
+ Amor ...

Comenzé a decirle todas y cada una de las cosas que deseaba hacer antes de partir. Cuando apuntó todas guardó la pequeña libreta en el bolsillo de su camisa. Me besó en los labios, se levanto y se marchó. Por un momento no entendí nada.

Al día siguiente, me levanté de la cama y me asomé por la ventana como hago cada mañana. Me encanta tomar los primeros rayos de sol del día. Pero esa mañana fue diferente. Cuando levante la persiana le ví. Estaba apoyado en el coche, me saludaba con su pequeña sonrisa, esa sonrisa que sabía que me encantaba. Abrí la ventana.

+ ¿Bebé? ¿Qué haces aquí tan temprano?
- Es una sorpresa princesa. ¡Corre! Arreglaté que nos vamos.

Le lanzé un beso y cerré rápidamente la ventana. Corrí hacia la ducha. Mi madre me miró extrañada desde la escalera, seguramente pensaría que estaba loca, pero no me importaba. En cuando salí de la ducha me vestí rápidamente. Shorts blancos, camiseta y zapatillas beige con el bolso a juego. Un poco de rimel en las pestañas y salí disparada.

+ ¡Adiós mamá! -Grité mientras salía por la puerta.

¡Meeeeeel! Oi a lo lejos. Era la voz de mi madre en la puerta. Pero en cuanto le vio, sonrió y se metió dentro de casa.

+ Ya estoy lista amor. Ahora ¿Dónde vamos?
- Ya te he dicho que es una sorpresa pequeña.
+ Bueno vale ...

Le di un abrazo de esos que dejan sin respiración a cualquiera y me monté en su coche. Un poco de música. Llevaba mi disco favorito aunque a él no le gustaba nada ese grupo. Es el mejor. Pasamos por mil sitios, pero paramos en un pequeño bosque. Todo era de varios tonos de verde. El aire era limpio, encharcaba mis pulmones. Sentía una sensación de libertad enorme. A unos pocos pasos de donde aparcamos vi una pequeña casa. Era de madera, pero no de una madera vieja, era como decirlo ... como en las películas.

+ ¿Qué hacemos aquí? Es todo precioso bebé.
- Tú me dijiste que una de las cosas que querías hacer era pasar un día entero conmigo, en un lugar alejado del mundo, un lugar en el que sólo estuviéramos tú y yó.
+ Mi amor ...

Otro abrazo acompañado de un beso increíble. Entramos en la casa. Todo era precioso, había muchos cuadros de paisajes algo que a mi me volvía loca. Sé que eso también ha sido cosa suya. Entramos en la habitación principal. Todo era de colores blancos, marrones y beiges. Me encantaba.
Me miró fijamente a los ojos, cada vez le tenía más y más cerca. Me agarró de la cintura y me retiró el pelo de la cara. Me besó. Creo que no hace falta que cuente lo que vino a continuación, pero lo que si voy a contar es que fue una sensacion sublime. Él y yo, lo demás no importaba. A la mañana siguiente despertamos. Emanábamos felicidad. Nos pusimos en pie y salimos hacia el coche.

+ Y ahora ¿Hacia dónde nos dirigimos?
- Ahhhhh sorpresa.
+ Vale ... Pero antes de irnos.

Saqué dos pequeños vasos de plástico de mi bolso y una botellita de agua. Normalmente esto se suele hacer con champán o otra bebida pero con esto me conformaba.

+ Brindemos por un "Para siempre"
- Para Siempre mi pequeña.

Salimos de nuevo en camino. Nos paramos entre dos carreteras y nos bajamos del coche.

+ ¿Por qué paramos ahora?
- Otra de las cosas que querías hacer era poder estar en dos lugares a la vez ¿No?
+ Así es bebé, pero ..
- Shhh!

Me cogió de la mano y me colocó un pie en cada una de las carreteras. Miré los carteles que había a mi alrededor y vi el nombre de dos ciudades diferentes. Me reí porque no sabía como reaccionar. Jamás pensé que lograría este propósito, simplemente me parecía algo imposible. Me regaló otra de sus maravillosas sonrisas y montamos de nuevo en su coche. Si antes estaba feliz, ahora no había palabras para describir mis emociones. Comenzé a pensar que sería lo siguiente que me tendría preparado, aunque estaba segura de que uno de mis propósitos no lo podría cumplir: sacarme una carrera. Eso era imposible. Seguimos avanzando entre las calles. Me sorprendí porque ví que dirigió el coche hacia mi casa. Nos bajamos del coche. Mis padres estaban en la puerta.

- Hola señores. Ya sabéis por qué regresamos y quería que ustedes en persona dieran permiso a Mel de venir conmigo.
+ Es peligroso, está muy débil ... Pero sé que eso la hará feliz asi que yo la doy permiso. -Dijo mi madre. Mi padre asintió con la cabeza como solía hacer. No es un hombre de muchas palabras.
+ Muchísimas gracias señores. ¡Mel corre! Sube a tu cuarto y prepara una maleta con lo imprescindible.

No pregunté, corrí hacia mi cuarto y preparé la maleta. Después de lo vivido no me importaba donde fuéramos. Solo me importaba que estaríamos juntos, fuera donde fuera. Bajé las escalera de casa, sentí un pequeño mareo, pero no dije nada. No quería fastidiarlo. Fui a la cocina, bebí un vaso de agua y salí hacia el coche. Di un beso a mi madre y otro a mi padre.
"Ten mucho cuidado" dijeron ambos. "Lo tendré. Os quiero"

Mi pequeño y yo nos pusimos en marcha. Llegamos al aeropuerto.

Me cogió de la mano y en la otra mano llevaba los billetes. No lograba leer el destino. Seguimos andando hasta llegar a la entrada del avión. Entonces lo ví: Destino Londres. ¡No me lo podía creer! Era algo de locos. Subimos las escaleras del avión pero ... me desmayé al entrar. De ese momento no recuerdo nada más. Desperté en el hospital. Él estaba dormido en un pequeño sillón que estaba al lado de mi cama. Se despertó y se levantó rápidamente.

- ¿Cómo estás princesa?
+ Bien, o al menos eso creo ... ¿Qué pasó? ¿Y nuestro viaje a Londres?
- Mi amor ...
Las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos.

- Te desmayaste nada más entrar en el avión, asi que el viaje a Londres no ha podido ser.
+ Todo es mi culpa ...
- No digas eso pequeña, no es culpa de nadie. Lo importante es que estás aquí, que todavía no te has marchado.
+ Te quiero ... muchísimo. No llores por favor, sabes que eso me pone peor.
- Perdón bebé. Quiero que sepas que estos últimos momentos juntos han sido y serán los mejores de toda mi vida. Que te amo, que te amo como jamás amaré a nadie.
+ Pequeño no digas eso. Cuando no esté yo quiero que reagas tu vida, que sigas a delante. Que esto que tú y yo tenemos será eterno, pero no debes caer jamás.
- Esto será para siempre ¿Vale pequeña? Siempre, donde quiera que estés o donde quiera que esté yo, siempre seremos un tú y yó.

Pasaron unos días. Él ya había empezado las clases y no podía estar continuamente conmigo en el hospital. Pero todas las mañanas cuando despertaba le tenía a mi lado y escuchaba un "Buenos Días Princesa" salir de sus labios, esos labios que cada día me regalaban mil besos. Pero una mañana succedió. Yo ya estaba muy débil y no fui capaz de abrir los ojos. Lo último que recuerdo fueron sus lágrimas cayendo sobre mi pecho.

Todo había acabado, tristemente pero había acabado. Justo ahora, era libre.
~Ms.



8 comentarios:

  1. Un blog precioso! :D
    y esta "historia" me ha dejado sin palabras..
    pocos chicos harían lo que hace ese chico ^^ hahahahahahha
    Espero verte por mi blog http://tresdecadados.blogspot.com.es/
    muaak!

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias MiriamB :) Ahora mismo me paso ^^

    ResponderEliminar
  3. Ese Joder me lo tomo como bueno (: Gracias Ana Belén :D

    ResponderEliminar
  4. Dios! Aun estoy llorando! Simplemente es precioso :)
    Escribes realmente precioso no, lo siguiente es sublime!
    Un beso, me paso :)
    http://believebreathedream.blogspot.com.es/
    Pd: Keep Calm and Carry On ∞

    ResponderEliminar
  5. Me a dejado temblando, es una historia preciosa, super triste pero preciosa,
    un besazo y sigue escribiendo porque eres muy buena.

    ResponderEliminar
  6. Me he quedado.. muerta. Lo único que puedo hacer ahora es llorar. Me he enamorado de la historia. :')

    ResponderEliminar
  7. Porfavor, me encanta tu blog. Si te soy sincera se me ha escapado alguna que otra lágrima. Esta es la entrada con la que más me siento identificada. Muchas gracias, adiós guapa.

    PD: Pásate por mi blog y déjame un comentario, anda. :)

    ResponderEliminar

¿Recuerdas?

¿Recuerdas?
Staring blankly ahead, just making my way, making a way, Through the crowd ...
~Ms.

Callate y déjame hablar. Ya es hora de que sepas que mi corazón tan solo es tuyo.

+ ¿Sabes? Adoro tenerte así, tan cerca, sentir los latidos de tu corazón y la velocidad de tu respiración.
- Yo adoro esa sonrisa traviesa que pones cada vez que me ves. Me encanta cada vez que me miras
con esos grandes ojos de los que una vez me enamoré. Me encantas tú.
+ Anda calla bobo y besamé ...


Venga, no te hagas de rogar. Sé que lo estás deseando.

Venga, no te hagas de rogar. Sé que lo estás deseando.
Al igual que lo deseo yo.