Fúmate al mundo, olvídate de los problemas y por cada lágrima pon una sonrisa.Piensa que la vida está para vivirla, no la malgastes preocupándote por absurdos problemas que nada tienen que ver contigo, disfruta con cada persona que conozcas, con cada locura.Tú estás por delante, lo demás no importa. Y a los que quieran joderte ¡QUE LES DEN!

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Madrid, Spain
Madrileña de 20 años de vida. Imperfecta por naturaleza. Tan sólo soy una escritora en un mundo de 'stulti', sin embargo mi mundo es algo diferente, es mágico. Así que ya sabes, ~Disfruta de la magia que recorre mi mundo. Soy una pequeña soñadora, una incomprendida de la vida, un alma libre que ama la lluvia, soy yo, única y quizás diferente, pero un alma dispuesta a disfrutar de cada instante de este trance llamado vida. 'Fúmate al mundo' es mi pequeño rinconcito donde intento que los lectores sientan en lo más profundo alguna que otra sensación indescriptible al leer estas palabras escritas de mi puño y letra con tan sólo papel y tinta. Disfrútalo. ~Ms.

TUS COMENTARIOS Y CRÍTICAS ME AYUDAN A MEJORAR, ADELANTE♥

TUS COMENTARIOS Y CRÍTICAS ME AYUDAN A MEJORAR, ADELANTE :) ¡Muchísimas gracias! Muak ♥

Fúmate al mundo y disfruta con cada locura.

Mi teoría es que esos momentos impactantes, esos destellos que ponen patas
arriba nuestras vidas, son los que acaban definiendo quienes somos.
La cuestión es que cada uno de nosotros es la suma de todos los momentos que
hemos experimentado con todas las personas que hemos conocido.

Un momento de amor total, físico, mental y de cualquier otro tipo de amor.
Pues esa es mi teoría, que esos momentos impactantes definen quienes somos.
Lo que nunca me había planteado es si algun día no recuerdas ninguno de ellos.

~ Todos los días de mi vida.

Cine

~TITANIC.

Rose de 17 años de edad aborda la primera clase de pasajeros del RMS Titanic en Southampton, Inglaterra acompañada de su prometido Cal (Billy Zane), hijo de una familia rica de Pittsburgh, EE.UU, y de su madre Ruth DeWitt Bukater (Frances Fisher). Ruth destaca la importancia de la unión entre Rose y Cal ya que su eventual matrimonio lograría poner fin a los problemas económicos de los DeWitt Bukater, heredados según Ruth por su difunto cónyuge; sin embargo, Rose no lo ama, así que su relación más bien es obligada. Sintiéndose presionada por esto e infeliz por pertenecer a un estilo de vida monótono que no le resulta confortable, la joven decide suicidarse la primera noche del viaje y trata de saltar de la popa del Titanic.


Su intento es interrumpido por un joven llamado Jack Dawson (Leonardo DiCaprio), que pertenece a la tercera clase de pasajeros del barco y había conseguido sus boletos a último momento, durante una partida de póquer con su amigo Fabrizio (Danny Nucci). Jack logra convencerla de no saltar, pero cuando Rose se dispone a regresar a la cubierta, pisa su vestido por accidente y resbala de la barandilla; el joven logra sujetarla y, finalmente, rescatarla, pero cae sobre ella al volver a la cubierta y ambos se quedan en esa posición por un par de minutos. En ese preciso momento, llegan unos oficiales del barco a la escena, alertados por los gritos de Rose cuando colgaba de la popa, y al ver la curiosa posición de ambos suponen que Jack trataba de abusar de Rose. Lo separan de inmediato de la joven y lo esposan. Antes de llevárselo detenido, Rose les miente a todos (incluyendo a su madre y a Cal, que no tardan en llegar ahí) al decirles que Jack en realidad la había rescatado pues ella había resbalado por accidente al asomarse por mera curiosidad por la popa del barco.

Tras la explicación, los oficiales dejan en libertad al joven y ella le insiste a Cal que lo invite a cenar con ellos la noche siguiente, a manera de agradecimiento. El adinerado hombre opta, no del todo convencido, a invitar a Jack y luego se despiden de él para regresar a sus camarotes.

A la mañana siguiente, Jack y Rose se encuentran de nuevo en la cubierta y deciden caminar un rato mientras conversan y se conocen más. Jack le cuestiona sobre los motivos que la orillaron a tomar la decisión de suicidarse y Rose le revela brevemente el fastidio que siente por su vida, en la que no puede escoger libremente qué quiere y a quién ama. Poco después evade el tema y consigue enterarse de que Jack sabe dibujar retratos de mujeres principalmente, algunas de ellas desnudas y provenientes de Francia. Un par de horas después, Ruth y sus amigas pasan junto a la pareja y el encuentro se termina repentinamente una vez que las campanas del barco suenan para anunciar la hora de la cena. Entre las acompañantes de Ruth está Molly Brown (Kathy Bates), quien le pregunta a Jack si cuenta con un traje para asistir a la cena a la que se lo invitó. Al comprender que la respuesta es negativa, la mujer lo invita a su camarote para prestarle la ropa de su difunto hijo. Ya en la cena, se muestra a Jack arribando al comedor de la primera clase, donde se encuentra con Rose. Para sorpresa de la joven, él finge que siempre ha pertenecido a la primera clase al imitar los movimientos y gesticulaciones de otros pasajeros de dicha clase. Después de cenar y conversar con Cal y con otros distinguidos personajes como el constructor del barco Thomas Andrews (Victor Garber) y el director de la White Star Line Joseph Bruce Ismay (Jonathan Hyde), Jack se retira del comedor no sin antes darle en secreto a Rose una nota donde le pide encontrarse con él en el reloj de las escaleras del barco. Todos los demás hombres en la escena se van también del comedor pero en dirección a la sala de fumadores, tal como se acostumbra ahí.

Rose acude minutos después al lugar citado, una fiesta que se lleva a cabo en la tercera clase, donde Jack le promete que se divertiría más que en ningún otro instante del viaje.


Al llegar ahí, se encuentran con Fabrizio y Tommy (Jason Barry), un nuevo amigo de Jack. Mientras bailan y se divierten, la pareja no se percata de que Spicer Lovejoy (David Warner), el guardaespaldas de Cal, los observa a la distancia con tal de informarle a su jefe sobre lo acontecido. Al día siguiente, mientras se preparan para comer, Cal confronta a Rose violentamente y le exige que jamás vuelva a encontrarse con Jack ya que él es su prometido. Tras esto se retira del lugar, no sin antes tirar con ira la mesa donde estaban los cubiertos y platos. Poco después mientras la joven se cambia en su camarote, entra su madre y conforme le aprieta el corsé que se estaba poniendo, le dice a Rose que es importante que se case con Cal pues así ambas podrían continuar viviendo entre riquezas sin poner en riesgo «el nombre de su familia». A pesar de que Rose le menciona de lo injusta que le parece dicha situación, Ruth le da a entender que «las mujeres no pueden elegir». Al día siguiente, el 14 de abril de 1912 (tal como la anciana Rose relata), Rose intenta evadir a Jack mientras pasea con Cal y Ruth y le dice que sí ama a su prometido, aunque Jack sabe que eso no es cierto y le dice que lo único que desea es que ella esté bien. Horas después, antes del anochecer, ella se vuelve a encontrar con él para decirle que tiene razón y que ha cambiado de parecer. Jack no pronuncia ninguna palabra y le pide solamente que se suba a la barandilla de la proa del barco mientras él la cuida por detrás, y que extienda sus brazos a los lados. De manera literal, Rose le dice que se siente «como si estuviera volando» y acto seguido, ambos se besan.

Llegada la noche, la pareja se dirige al camarote de ella aprovechando que Cal no está (se encuentra en la sala de fumadores). Allí, Rose le pide inesperadamente a él que la dibuje desnuda con el Corazón del Mar en el cuello, diamante que le había obsequiado Cal con anterioridad. Jack acepta, un tanto nervioso al principio, y justo cuando finaliza su trabajo y ambos observan la imagen, Lovejoy llama a la joven desde afuera del camarote así que deciden escapar. Tras una persecución a través de los pasillos y el ascensor del barco, la pareja llega a las calderas y las atraviesan hasta dar finalmente con un pequeño compartimiento donde se hallan guardados algunos vehículos y otras cargas de mayor tamaño de los pasajeros.
Una vez que optan por entrar a uno de los vehículos, pasan un momento íntimo juntos y luego vuelven a escapar antes de que un par de oficiales, informados de la situación por Lovejoy y Cal, logre hallarlos ahí. Logran volver a la cubierta, desde donde los observan los vigías en los puestos de observación de icebergs. Instantes después, uno de ellos observa en la oscuridad una gran masa de hielo a pocos metros del Titanic, por lo que hace sonar inmediatamente una campana para advertir a los demás del avistamiento del témpano de hielo. El oficial James Moody (Edward Fletcher) se percata del aviso y le informa al primer oficial a bordo William Murdoch (Ewan Stewart) para que ordene en ausencia del capitán Smith (que se había retirado minutos antes a descansar a su camarote) virar el barco y evadir el iceberg. A pesar de sus intentos para maniobrar de último momento el transatlántico, el barco choca con el témpano por su costado derecho, lo que provoca un hoyo en el casco por el cual se empiezan a inundar los compartimientos inferiores. Tras el fuerte impacto, y conforme los camarotes de tercera clase comienzan a inundarse (lo que provoca la confusión de los pasajeros), el capitán Smith se reúne con Ismay y Andrews para evaluar los daños del choque. Lo primero que hace es ordenar que se detengan los motores del barco por completo. Andrews observa los planos y minutos después les informa que el Titanic se inunda con rapidez, por lo que se se hundiría en una o dos horas, aproximadamente. Smith, Ismay y los oficiales del barco se asombran ante la noticia pero proceden a repartir flotadores a los pasajeros y a preparar los botes salvavidas para subir primero a las mujeres y los niños de la primera clase. Sin embargo, saben que mucha gente morirá en el hundimiento final porque el barco no cuenta con la suficiente cantidad de botes para rescatar a todos los tripulantes y pasajeros. A pesar de ello, intentan mantener con hermetismo la tragedia con tal de evitar el pánico en la gente.

Como testigos del impacto con el iceberg, Jack y Rose deciden acudir al camarote de la joven para advertirles de la situación a Cal y a Ruth. En el pasillo se topan con Lovejoy, que previamente con Cal había tramado un plan para separar a los jóvenes: informar de un supuesto robo del Corazón del Mar a los oficiales, y luego inculpar a Jack tras colocarle a discreción el diamante en uno de los bolsillos de un abrigo que había tomado prestado.



Su plan resulta exitoso y Jack es acusado de robo y llevado a un camarote con las manos esposadas. Mientras tanto, Ruth y Molly se suben a un bote salvavidas, pero cuando le piden a Rose que suba también, la joven se rehúsa y escapa. Cal intenta detenerle pero es incapaz de hacerlo. Los oficiales ordenan bajar el bote de Ruth y Molly, sin poder hacer nada para buscar a Rose siquiera. La joven corre por los camarotes hasta encontrarse con Andrews, a quien le pide ayuda para encontrar a Jack. Este le explica su ubicación no sin antes pedirle que se apresure a subirse a uno de los botes todavía disponibles. Tras seguir con exactitud la ruta que le explicó Andrews, Rose logra llegar hasta el cuarto donde Jack está detenido, esposado a una de las anchas tuberías de la habitación. Al darse cuenta de que la llave de las esposas no se encuentra ahí, la joven opta por pedir ayuda a alguien más, mientras esa parte del barco continúa inundándose cada vez más. Minutos después, al no hallar quien pudiera auxiliarlos, Rose vuelve con un hacha que había encontrado por casualidad en uno de los pasillos. A pesar de no ser muy hábil con el manejo de la herramienta, consigue dar un golpe exacto sobre la cadena de las esposas que sujetan a Jack y consigue liberarlo. Ambos escapan de ahí en dirección a la cubierta.

En su camino de vuelta a la cubierta, los jóvenes se encuentran con Tommy y varios pasajeros de tercera clase a los que no se les permite subir a la parte superior del barco, con tal de que no provoquen tumultos en la distribución de los botes salvavidas. Dada la injusta situación y furiosos por la negligencia de los oficiales, logran echar abajo una de las rejas que imposibilitaba su paso. Finalmente, llegan a cubierta y se percatan de que la mayoría de los botes ya se lanzaron al mar y que uno de los últimos que quedan está destinado aún para mujeres y niños de primera clase. En ese momento se encuentran con Cal, quien le revela a Rose que posee un acuerdo para salvarse no sólo él sino también Jack; como es lógico, se trata de una mentira fabricada por Cal para alentarla a salvarse y que así luego él pueda abordar el último bote disponible (para esto había acordado su salvación a través de dinero con el oficial Murdoch). Cuando el bote de Rose comienza a bajar lentamente por el costado del barco, la joven decide saltar de vuelta a uno de los pasillos del Titanic, ya que se da cuenta de que Jack no formaba parte del plan de Cal. Un sorprendido Jack corre a encontrarse con ella en las escaleras del reloj y mientras se besan, ella le dice que no podía abandonarlo ahí.

Furioso, Cal los observa y le quita una pistola a Lovejoy para matarlos. Comienza entonces una persecución en las escaleras hasta llegar al comedor, el cual se halla casi inundado por completo. Para entonces, Cal se ha quedado sin balas y deja de perseguirlos. Ahí mismo se entera de que le dejó, por descuido, el abrigo con el Corazón del Mar a Rose y ríe en forma sarcástica. Para regresar a la cubierta, la pareja debe atravesar un pasillo que lleva hasta otra puerta cerrada con llave, similar a la que Jack había derribado con Tommy previamente. Justo en ese momento pasa corriendo un asustado oficial que, a pesar de intentar ayudarles a abrir la puerta, opta por huir ante la gran cantidad de agua que inunda el sector. Jack logra abrir la puerta y finalmente llegan a la cubierta una vez más.



El Titanic está completamente inundado en su proa, lo cual provoca que la popa se levante en dirección vertical. Además, ya no quedan más botes salvavidas así que buscan permanecer el mayor tiempo posible en el barco antes de su hundimiento total. Entre la multitud de pasajeros que intentan afanosamente llegar a la popa, Jack y Rose alcanzan las barandillas. Esta parte del barco logra posicionarse verticalmente, por lo que su estructura no soporta el peso y el transatlántico se parte en dos. Tras esto, la proa se hunde pero la popa se mantiene a flote unos minutos más antes de hundirse también. Para entonces, han perecido varios personajes como Lovejoy (que cae justo en medio del sector donde se parte el barco), el capitán Smith (quien se ahoga mientras se hallaba frente al timón del barco) y Murdoch (que se suicida al dispararle a Tommy y a otro pasajero, mientras intentaba mantener el orden en la cubierta). Un aspecto notable es que Jack no poseía un salvavidas así que, cuando la popa se hunde por completo, es succionado por la misma inercia de los restos sumergidos del Titanic, aunque logra encontrarse con Rose unos minutos después. Varios pasajeros entran en pánico al quedar flotando en el agua helada del Océano Atlántico, sin posibilidades de ser rescatados por los botes salvavidas. A pesar de que Molly intenta convencer a Robert Hichens (Paul Brightwell), el oficial de su bote, de regresar por más supervivientes, éste se niega y ella no tiene más opción que dejar de insistir. Mientras tanto, Jack y Rose nadan hasta llegar a una puerta de madera que flotaba por ahí, a la cual intentan subirse pero el peso de ambos provoca que la estructura colapse. Por lo tanto, Jack le pide a ella que se suba y él la cuidaría. A pesar de que ambos creen que los botes regresarían por ellos, el único bote que regresa no llega ahí sino hasta horas después, cuando Jack ha fallecido por hipotermia, al igual que la mayoría de los pasajeros. Afortunadamente, Rose logra mantenerse consciente todo el tiempo y cuando escucha el bote llegar, no sin antes despedirse emotivamente de Jack antes de soltar su cadáver en las profundidades del océano, llama la atención de sus tripulantes con ayuda de un silbato de uno de los miembros de la tripulación del hundido Titanic. El bote, al mando de Harold Lowe (Ioan Gruffudd), se percata de esto y rescata a Rose.



La anciana Rose revela que solamente seis personas de las 1500 que no alcanzaron a subirse a un bote lograron ser rescatadas del agua, incluyéndola. También habla de los minutos posteriores a su rescate, en donde la llevan junto a los demás supervivientes del naufragio a la cubierta del RMS Carpathia. Allí casi se topa de nuevo con Cal, pero evita encontrarse con él y en el tiempo presente menciona que era la última vez que le vería (posteriormente, revela que el adinerado hombre se suicidaría en 1929, tras la crisis económica estadounidense). El Carpathia llega finalmente a Nueva York y, cuando está a pocos metros de la Estatua de la Libertad, Rose descubre el Corazón del Mar en uno de los bolsillos de su abrigo. Segundos más tarde, cuando un oficial le solicita su nombre para registrarla, se identifica a sí misma como Rose Dawson, el apellido de Jack. Sin embargo, esto último del diamante no lo cuenta la anciana Rose por lo que Lovett no se entera de que ella aún lo tiene en su poder. De esta forma finaliza su relato y los miembros del Kéldysh que habían escuchado su anécdota se aprecian emocionados hasta las lágrimas. Entre ellos se encuentran Lovett y su nieta Lizzy. Sin que nadie se percate, Rose arroja al océano el Corazón del Mar por la popa del Kéldysh y se retira a su camarote a dormir. Antes de los créditos finales, se aprecia a la anciana Rose en su cama con los ojos cerrados y una serie de fotografías de ella en su juventud tras el desastre del Titanic. Segundos después, las tomas del barco hundido pasan a convertirse en el transatlántico remodelado tal cual había partido en su viaje inaugural, y se aprecia a Rose entrando por sus pasillos hasta llegar a las escaleras del reloj, donde la reciben con alegría todos los que fallecieron en el hundimiento, entre ellos Jack. Una vez que la pareja se besa, todos aplauden y la película finaliza.



Reparto:
Jack Dawson: Leonardo DiCaprio
Rose DeWitt Bukater: Kate Winslet
Caledon Nathan "Cal": Billy Zane
Ruth DeWitt Bukater: Frances Fisher
Rose Dawson (101 años): Gloria Stuart
Fabrizio: Danny Nucci

Dirigida por James Cameron.

(Información obtenida en wikipedia.org)


1 comentario:

  1. Puf ! me encantan tus entradas guapa !
    Una de las escenas que más me gustan es cuando los violinistan tocan una canción antes de que el barco se hunda. ( porque soy violinista ) jaja !
    Trágico pero precioso.

    ResponderEliminar

¿Recuerdas?

¿Recuerdas?
Staring blankly ahead, just making my way, making a way, Through the crowd ...
~Ms.

Callate y déjame hablar. Ya es hora de que sepas que mi corazón tan solo es tuyo.

+ ¿Sabes? Adoro tenerte así, tan cerca, sentir los latidos de tu corazón y la velocidad de tu respiración.
- Yo adoro esa sonrisa traviesa que pones cada vez que me ves. Me encanta cada vez que me miras
con esos grandes ojos de los que una vez me enamoré. Me encantas tú.
+ Anda calla bobo y besamé ...


Venga, no te hagas de rogar. Sé que lo estás deseando.

Venga, no te hagas de rogar. Sé que lo estás deseando.
Al igual que lo deseo yo.